Itatí: Con hallazgos arqueológicos, siguen el rescate y las obras en la Casa Alegre

Itatí: Con hallazgos arqueológicos, siguen el rescate y las obras en la Casa Alegre

28.09.2021          10:30| Monedas de distintas épocas, pipas, pequeñas partes de una vasija, losa inglesa, carbón y trozos de juguetes son algunos de los objetos que se van encontrando en las excavaciones del lugar.

 

“El fray Juan Nepomuceno Alegre fue el 43er cura párroco del santuario de Itatí y uno de los franciscanos más destacados que han pasado por la historia itateña, luego del fray Luis Bolaños y del fray Luis Games”, explicó Griselda Aquino, quien es la arquitecta y una de las impulsoras de la restauración y recuperación de la Casa Alegre de esa localidad, y quien junto a otros referentes de la comunidad bregó con gestiones “por más de 20 años, con dos expropiaciones en el medio” hasta conseguir el respaldo necesario para el rescate arquitectónico del edificio en el que vivía el sacerdote.

 

La casa, que luego fue también escuela, fue declarada monumento histórico provincial en 1996 y monumento histórico nacional en 1999. Sin embargo, tras sufrir un derrumbe en 2015, se encontraba muy deteriorada.

 

A partir de diciembre de 2019 el Estado provincial tomó posesión del inmueble anunciando la futura Casa de la Cultura de Itatí, que poseerá oficinas de guías de turismo, tiendas con productos locales, gastronomía regional, música local y talleres constantes de cerámica guaraní.

 

Hace un año -el 29 de septiembre de 2020-, el gobernador Gustavo Valdés rubricó el convenio que permitió el inicio del proyecto de restauración, a la vez de impulsar talleres y cursos de capacitación que formarán parte del “contenido que tendrá la Casa de la Cultura de Itatí”, apuntó Aquino en diálogo con el programa Ronda de mates, en FM Alma (89.9).

 

“Fue esa decisión política, largamente anhelada, la que nos permite ahora avanzar con los trabajos”, explicó la referente.

 

En el proyecto de restauración del edificio trabaja la reconocida docente e investigadora -especializada en arquitectura patrimonial- Ángela Sánchez Negrete, ademas del arqueólogo Juan Ignacio Mujica, quienes por estos días trabajan en simultáneo “con la restauración de los techos, que se están recuperando todo lo posible. Y también con varias excavaciones, de donde van surgiendo algunos vestigios de otras épocas”, anticipó Aquino. Se trata de “siete pozos, entre los que se van recuperando objetos que luego formarán parte de la muestra estable del centro cultural”, sostuvo la arquitecta. “El edificio tiene un gran valor patrimonial porque es el único de la época confederada que aún sigue en pie en Itatí”, recordó.

 

La casa, construida en 1853, fue residencia de fray Juan Nepomuceno Alegre, 43er cura párroco del santuario de Nuestra Señora de Itatí. Su ubicación “es prodigiosa por estar situada a tan solo 100 metros del santuario, atravesando la plaza central Fray Luis de Bolaños”, apuntó. El edificio posee un terreno de aproximadamente 32 metros de frente por 57 de fondo, donde se levantaron estructuras pertenecientes a la arquitectura confederal de estilo italianizante. En el lugar funcionó la vieja Escuela Nacional 276, por la que pasaron varias generaciones de estudiantes entre los años 1940 y 1982.

 

Las obras, en su primera etapa, estarían listas en diciembre, para comenzar a funcionar con algunas actividades de la nueva Casa de la Cultura durante el verano.

 

Cerámica guaraní, guías de sitio y gastronomía

 

Más de 100 inscriptos tuvo el curso que, durante tres meses se dictó para formar a interesados en especializarse sobre parte de la historia de Itatí. La propuesta se desarrolló de manera virtual, a través de la plataforma educativa de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y con prestigiosos docentes, entre los que se destaca a la propia Sánchez Negrete (ahora a cargo de la obra de restauración) y al historiador itateño Fernando González Ascoaga.

 

Durante los últimos meses, se desarrollan también espacios de formación para guías de sitio y de gastronomía regional.

 

“El espacio del centro cultural será un lugar para generar trabajo y proyectos. De los cursos formaron parte jóvenes, jubilados, puesteros,docentes, pescadores, emprendedores. Hubo mucho interés por capacitarse”, destacó Aquino.

 

Mañana a las 14 y en el patio de la Casa Alegre, se iniciará también el curso de cerámica guaraní. “Itatí supo destacarse durante su historia como un epicentro cultural, donde también se fabricaban las mejores tejas, trabajos de herrería y distintas expresiones artísticas, como la cerámica. Parte del rescate también es recuperar esa riqueza identitaria. Y poder ofrecer una experiencia cultural e histórica, que se complemente con la oferta de turismo religioso que ya caracteriza a nuestra ciudad”, destacó la referente.

 

“La pandemia fue un obstáculo para muchas cosas, pero para nosotros también fue una oportunidad para formarnos y tomar impulso con el contenido que tendrá nuestro centro cultural. Cuando se rescata un espacio tan emblemático es fundamental dotarlo de contenido.

 

Y eso es lo que queremos hacer porque aporta al desarrollo de nuestra comunidad”, cerró.

Buscar en el sitio