Racing dio la sorpresa y le ganó a Vélez en Liniers

06.04.2014   00:03|

Tras la caída de Colón, el Fortín tenía la chance de ser único líder, pero no encontró la forma de entrarle a una Academia que ganó 1 a 0 en tiempo de descuento con el gol de Luciano Vietto.


Racing Club dio el gran golpe de la fecha al derrotar agónicamente a Vélez Sarsfield, que perdió la chance de ser puntero en Liniers por 1 a 0. Luciano Vietto, en tiempo de descuento, anotó el único tanto del encuentro.

 

Después de derrotar a Olimpo y entonado por la caída del líder Colón ante Lanús, el equipo de José Oscar Flores llegaba a este encuentro con la inmejorable chance de saber que, con un triunfo, se ubicaría al menos momentáneamente como único puntero del certamen.

 

Y el Fortín jugó todo el encuentro con esa ambición, la de un equipo que va al frente y al que lo único que le sirve es ganar. Enfrente, Racing fue la contracara, lleno de limitaciones y con un único objetivo: defenderse para no perder.

 

Así, el partido fue casi en su totalidad de la misma manera, con Vélez manejando el balón y el terreno y con un Racing apostando a un contraataque que rara vez se terminó dando.

 

La única chance con la que contó la Academia en toda la primera mitad fue al comienzo mismo, cuando Valentín Viola le puso un precioso pase a la entrada de Ibáñez, que remató de zurda y la pelota terminó rebotando en la parte externa de la red.

 

Pero pese a tener el total dominio de las acciones, al Fortín le faltó siempre la puntada final. Por eso, en los primeros 45 minutos apenas tuvo una situación clara, cerca del final. Sebastián Domínguez se vistió de asistidor y encontró la entrada de Emiliano Papa, que terminó definiendo muy desviado ante la salida de Sebastián Saja.

 

Ya en el complemento, la tónica se mantuvo, y hasta se acentuó. Porque Vélez siguió yendo al frente y Racing se defendió cada vez más atrás, fomentado también por los defensivo cambios del entrenador Reinaldo Merlo.

 

Lucas Pratto, un constante dolor de cabeza para la defensa académica, probó con un remate cruzado que rebotó en el palo y, algunos minutos más tarde, Agustín Allione quedó mano a mano con Saja pero definió débil y el arquero le ganó el duelo una vez más.

 

Y así se fueron consumiendo los minutos. Vélez nunca encontró el camino y terminó chocando una y otra vez con la bien plantada defensa visitante, pese a terminar con cuatro delanteros en cancha.

 

Sin embargo, en tiempo de descuento, Vietto fue habilitado en el área y definió con categoría para silenciar a un Amalfitani que no podía creer lo que veía. El Fortín se quedó sin nada pese a quererlo todo. Y Racing tuvo demasiado premio.
 

Buscar en el sitio

El Tiempo Santa Lucía